Historia de la asesina que estaba enamorada de la belleza

Historia de la asesina que estaba enamorada de la belleza

Nueva Historia de leyenda de Terror como la del Vlad el empalador, esta vez es de La condesa Elizabeth nació en mil quinientos sesenta era de una tribu húngara con mucho prestigio y plata perteneció a la más distinguida clase alta de la aristocracia, y ahí su primo fue merced a ello el primer ministro de el precioso país de Hungría y de este modo el padre de él fue el rey de la preciosa Polonia mas también se rodeaba de familiares que practicaban la necromancía negra y otros que adoraban a Satanás.

La pequeña Elizabeth Bathory fue criada por su tribu que practicaba brujería en la amedrentad y a lo largo de su niñez la pequeña padeció de muchos ataques de epilepsia a sus trece primaveras bajo gestante de un sirviente al que sus familiares mandaron a capar y echar a los perros y fue mandada a un futuro castillo donde daría a luz a su toma que jamás conocería. Cuando llego a los quince primaveras se casó con un prominente de nombre Ferenz Nadasby se fueron a residir a un castillo sombrío alejadísimo de todo; su consorte el conde se debió ir a la batalla dejándola sola. La inexperto desganada se fuga del castillo para durar idilios con un joven que se apodaba por los lugareños “El Gran Explotador” el que se ganó por su deliciosa y excesiva palidez por su extraña apariencia.

Elizabeth para distraerse de las largas ausencias de su marido comenzó a estudiar todo sobre el misterio y la necromancia atrayendo en torno a ella a los mejores hechiceros, hechiceros de toda la zona agobiada por tener una compañía nocturna comenzó a mantener una relación lésbica con 2 jóvenes doncellas. El tiempo fue pasando y no perdono la belleza que la caracterizaba entonces su vanidad fue puesta a prueba con lo que la llevo a solicitarle consejos a sus familiares a fin de alimentar por siempre su escultural figura y el semblantes de marfil, la adivina le afirmó que la única forma de ser tierno para toda la gloria era usando el poder de la cepa y los sacrificios humanos le recomiendo bañarse en la estirpe de adolescentes vírgenes. Paso el tiempo y la condesa trato de olvidar las palabras de la harpía.

Mas en mil quinientos ochenta y cinco, diez abriles entonces nació su primera hija Ana y en los próximos 9 abriles nacieron sus otras 2 hijas Ursula y Katherina y por último su hijo Pal. El cuatro de enero de mil seiscientos cuatro murió su cónyuge en aquel momento tenía cuarenta y cuatro primaveras cuando fue velado su consorte se deshizo de su suegra y del resto familiares de su marido más tarde bajo al sótano a su hijas como castigo por ser protegidas por el conde. Pasaron los días y una mañana cometió su primer homicidio mientras que una adolescente sirvienta que la peinaba le dio un empujón, en un ataque de ira le dio una guantada tanto fue la fuerza que su mano tenia pequeñas gotas de mortandad al mirarse pensó que tenía más suave y blanca la piel que el resto de ella conque mando recortar las venas de la sirvienta y más tarde metiesen su casta a una bañera a fin de que se pudiese duchar con ella.

Desde ese instante los baños de raza serian su gran obsesión hasta el punto de recorrer en su carruaje con 2 de sus sirvientas en busca de jóvenes de entre diecinueve y veinticuatro primaveras. Las doncellas eran encadenadas y acuchilladas en los fríos sótanos ya fuera por el verdugón o bien por exactamente la misma Elizabeth hacían que se vertara su mortandad por todo el cuerpo y en pocos minutos ordenaba que un clase de sirvientas lamieran su piel los cuerpos de las doncellas fallecidas eran sepultados cerca del castillo. Su reinado de terror duro once abriles los que los campesinos veían el carruaje poco afortunado de la condesa recorría el pueblo en sondeo de doncellas que enigmáticamente desaparecían adentro del castillo. Elizabeth malvado a más de seiscientos cincuenta mujeres para hacer durar su belleza mas no tardo en ocupar el rumor de todas y cada una esas desapariciones hasta el momento en que al final hallaron los restos de múltiples doncellas, los pobladores armaron una revuelta quejándose con el rey aseverando que el castillo estaba condenado y era vivienda de vampiros fue tanta la insistencia de los pobladores que el rey mandó un especie de soldados a penetrar en el castillo al entrar hallaron a una mujer desangrada en el suelo, otra todavía con vida mas horriblemente torturada había sido pinchada para extraerle la estirpe la otra ya fallecida tras ser brutalmente azotada y quemada.

A posteriori de ver todo eso procuraron en los aledaños del castillo y desenterraron más o menos cincuenta cadáveres en los calabozos hallaron un sinnúmero de pequeñas, jóvenes con vida pese a que ciertas tenían señales de suceder sido desangradas en numerosas ocasiones. Sorprendieron a la condesa y ciertos de sus hechiceros en la mitad de uno de esos sanguinolentos rituales de manera inmediata fueron detenidos y encerrados en los calabozos; la condesa fue condenada a asesinato lenta la encadenaron en el dormitorio de sus castillo dejándole una pequeña ranura donde le daban de comer y un tanto de agua. Murió más tarde de 4 primaveras deprimida dejo de tocar el alimento, murió en mil seiscientos catorce con cincuenta y cuatro abriles de años al entrar a repasarla se percataron de que había rematado lo que deseaba tenía una piel irradiante y proseguía tan preciosa como el día de ayer.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *